«A Short Hike»: la «soportable» levedad del ser

Después de un primer lanzamiento en Humble,»A Short Hike» llega a Steam e Itch.io con nuevas interacciones y la posibilidad de pescar.

Si hay algo difícil de conseguir hoy en día es separar a una persona de su teléfono móvil. Aunque nos vayamos de vacaciones, la primera reacción al llegar a nuestro destino es comprobar si hay cobertura y conexión a internet, justo de lo que carece el lugar en el que se desarrolla «A Short Hike», el parque provincial de Hawk Peak.

Controlamos a Claire, un pájaro que llega a Hawk Peak para estar unos días con su tía May. El objetivo principal de la aventura es subir hasta la cima de la montaña, el único lugar con cobertura de todo el parque (el motivo sería spoiler). Para conseguirlo, necesitamos plumas de oro que nos permitirán volar más alto y escalar durante más tiempo.

Claire – Adam Robinson-Yu

Estas plumas se consiguen mediante la exploración y los distintos recados de los animales del lugar, lo que consigue que rápidamente olvidemos nuestro objetivo principal en lo que nos hacemos con la caña de pescar, superamos el récord del “Beachstickball” (una suerte de voleibol, pero con palos), o descubrimos un islote en medio de la nada.

Porque ese es el encanto de Hawk Peak, hacer del móvil algo innecesario mientras estamos en una zona que nos invita a decidir en qué ocupar nuestro tiempo sin vernos comprometidos con nada. Puedes hacerte con las siete plumas necesarias para subir a la cima en menos de media hora, pero el parque tiene un apartado artístico que te invita a querer perderte durante horas sin agobio alguno.

A Short Hike – Adam Robinson-Yu

Junto con las conversaciones, justo este último punto es el que hace fácil que el primer parecido de “A Short Hike” se atribuya a Animal Crossing, la franquicia de Nintendo, pero también abría que apuntar a otro escenario: Night in The Woods con Possum Springs.

A priori, las diferencias son obvias: Mae es una ex universitaria que vuelve a un pueblo en decadencia, en el que la novedad más destacable es el cierre de un negocio (salvando la trama principal). Su punto en común reside en que ambos mundos consiguen transmitir la calma necesaria para querer descubrir qué ocultan en cada rincón, qué tendrá que contarnos el siguiente local, cuál será el siguiente encargo que llene nuestra vida por unos minutos.

Y es que, a diferencia de “Animal Crossing”, “A Short Hike” y “Night in The Woods” tienen un final, pero eso juega más a su favor. Hawk Peak y Possum Springs no te presentan vecinos que acaban convirtiéndose en tu garante de bienes para vender y llegar antes a pagar la hipoteca. Nadie viene y nadie se va. No hay un búho que anhele llenar un museo por el que no ha perdido una sola pluma ni un mapache incitándote para que ocupe su congelador en lugar del acuario del museo a cambio de unas bayas.

Retomando un punto anterior, hay algo en lo que sí coinciden los tres títulos. El creador de “A Short Hike”, Adam Robinson-Yu, buscaba transmitir la paz y descubrimiento de sus caminatas veraniegas por la montaña. Cualquiera que haya jugado uno de ellos puede sentirse identificado con esto.

Como punto final está la banda sonora de Mark Sparling. Cada zona del parque tiene un tema que consigue transmitirnos algo acorde con lo que aparece en pantalla, ya sea el “frío” reto de subir a la cima de la montaña o hablar con el pequeño que trata de hacer castillos de arena con una pala normal.

“A Short Hike” está disponible desde el 30 de julio en Steam, Itch.io y Humble.

JesusMoreno