#VideogamesAreNotToBlame: los jugadores se unen contra Donald Trump

Después de que el presidente de los Estados Unidos señalara a los videojuegos como una de las causas de los tiroteos recientes en el país, la comunidad de jugadores ha formulado su protesta bajo el hashtag #VideogamesAreNotToBlame.

El fin de semana del 3 y 4 de agosto de 2019 será recordado como uno de los más trágicos de la historia de Estados Unidos: los tiroteos masivos de El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, dejaron un total de 31 víctimas mortales.

Después de los hechos, el presidente de los Estados Unidos declaró: «debemos detener la glorificación de la violencia en nuestra sociedad. Esto incluye los videojuegos horripilantes y espeluznantes que ahora son comunes. Hoy es demasiado fácil para los jóvenes con problemas rodearse de una cultura que celebra la violencia. Debemos detener o reducir sustancialmente esto, y tiene que comenzar de inmediato».

Una vez más, el partido republicano salió al rescate del lobby de las armas de Estados Unidos, uno de sus históricos apoyos, señalando a los videojuegos, en vez de a las leyes de protección de las armas.

La industria responde

Como respuesta, los jugadores, la industria y los políticos se han organizado para defender a los videojuegos con el hashtag #VideogamesAreNotToBlame (Los Videojuegos No Tienen La Culpa).

En el caso de la industria, Cory Barlog, director de God of War, Reggie Fils-Aimé, ex-presidente de Nintendo América, y la Entertaiment Software Association (ESA) son algunos de los principales ejemplos de esta defensa.

Uno de los portavoces de ESA explicaba que: «más de 165 millones de estadounidenses disfrutan de los videojuegos y miles de millones de personas juegan a los videojuegos en todo el mundo (…) sin embargo, otras sociedades, donde los videojuegos se consumen con avidez, no lidian con los trágicos niveles de violencia que se dan en los Estados Unidos«.

Por otro lado, las declaraciones del portavoz de ESA están respaldadas por el estudio que mostró la página Vox, respondiendo a las acusaciones del partido republicano, y que difundió en Twitter el congresista del partido demócrata Ted Lieu.

Además de Lieu, otros referentes de primer nivel del partido demócrata como Bernie Sanders, y Hillary Clinton también han defendido que los videojuegos no son la causa de los tiroteos.

«Las personas sufren enfermedades mentales en todos los demás países de la Tierra. La gente juega a videojuegos en prácticamente todos lados. La diferencia son las armas» .

Respuestas a los tiroteos

En respuesta a los tiroteos, Walmart, una de las principales cadenas de centros comerciales de Estados Unidos, ha decidido retirar elementos publicitarios que muestren armas o escenas “violentas” en sus secciones de videojuegos; pero la medida se ha vuelto en su contra porque los consumidores creían que habían dejado de vender videojuegos “violentos”, mientras mantenían la venta de armas, lo que provocó más respuestas con #VideogamesAreNotToBlame. Kenneth Shepard, redactor de “Polygon”, ha compartido el documento con la medida concreta.

En vez de criticar a los videojuegos, algunos de los principales medios de comunicación han criticado las declaraciones de Trump y la defensa de las armas del partido republicano: “Time” ha mostrado en su portada los nombres de ciudades en las que sucedieron distintos tiroteos, mientras que “The Washington Post” ha dedicado un especial de 12 páginas a los tiroteos masivos.

Os recomendamos:

JesusMoreno