Asia instalará trenes supersónicos capaces de alcanzar los 4.000 km/h

India inicia el proyecto de instalación del tren Hyperloop y China se lanza con su propio modelo de tren supersónico, el cual podrá llegar a circular a una velocidad de 4.000 km/h

Elon Musk y su proyecto del tren supersónico capaz de hacerse Madrid-Paris en 1 hora (1.223 km/h) llegan a la India. Se ha comenzado su estudio de viabilidad para la posterior instalación de un tren Hyperloop. Este conectaría las ciudades de Vijayawada y Amaravati, cambiando la duración del antiguo trayecto de casi 1h30min a ¡unos escasos 6 minutos!

La decisión del gobierno Indio por llevar a cabo esta mega-construcción no ha sido muy bien acogida dentro del pueblo Indio, ya que muchos piensan que la prioridad en un país con tanta pobreza no es precisamente ser los pioneros mundiales en trenes supersónicos…

De todas meneras, y siendo como es India (un país emergente en desarrollo), comenzar con un paso tan grande va a hacer que pegue un gran salto en cuanto a desarrollo, a parte de poder disfrutar de uno de los trenes más rápidos del mundo, pero no el más rápido…

Autor: Hyperloop_UPV

No será el más rápido, porque siempre llega para superar cualquier marca China. La compañía nipona China Aerospace Science and Industry Corporation (CASIC) ha diseñado un modelo de tren supersónico que podrá circular a nada más y nada menos que 4.000 km/h casi cuadriplicando la cifra de velocidad punta del Hyperloop de Elon Musk. Aunque las primeras pruebas se harán con velocidades similares al Hyperloop, es seguro alcanzar dicha velocidad gracias a su seguro diseño en “tubo de vacío”. Un dato curioso sobre la velocidad que alcanza, para hacerse una idea, es 3 veces la velocidad del sonido, la cual la superan los aviones cuando alcanzan máxima altura, y sólo por unos pocos km/h.

El fin de construir este tren no es sólo el de poder decir “Chúpate esa Elon Musk”, si no que sería el principal avance en la denominada Nueva Ruta de la Seda, en la cual han puesto muchas esperanzas los países asiáticos para competir con la economía occidental.

 

Comparte esto:

Samuel García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *