Cuida tu corazón

Las enfermedades cardiovasculares son las enfermedades que afectan al corazón y a las arterias e incluyen muchos tipos de enfermedades cardíacas, que frecuentemente se debe a la acumulación de grasa en los vasos sanguíneos.

La causa más común de las enfermedades cardiovasculares es la ateroesclerosis, que es el endurecimiento de las arterias provocado la concentración de sustancias lipídicas.

FACTORES DE RIESGO

Una dieta poco saludable: consumo excesivo de carnes rojas, alcohol, grasas animales, bollería industrial etc.

Falta de actividad física: el sedentarismo es una de las principales causas en la aparición de enfermedades cardiacas. Hacer ejercicio con regularidad reduce el riesgo de sufrir este tipo de enfermedades.

Sobrepeso: estar en sobrepeso aumenta el riesgo de padecer estas enfermedades a más del doble.

Tabaco: al fumar el riesgo de sufrir enfermedades del corazón aumenta unas cinco veces en comparación con las personas que no fuman.

Padecer diabetes: principalmente si no está detectada ni tratada. Es importante recibir tratamiento para otros factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, a parte del tratamiento de la diabetes.

Herencia genética: tener un miembro femenino de su familia cercana (madre o hermana)  que haya sufrido un ataque antes de los 65 o un miembro masculino (padre o hermano) antes de cumplir los 55 puede incrementar el riesgo de padecer este tipo de enfermedades.

Hipertensión: hace que el corazón se sobre esfuerce y contribuye a bloquear las arterias y aumenta la frecuencia de padecer angina de pecho y ataques cardiacos.

Colesterol elevado: causa un aumento en la cantidad de placa en las arterias y provoca ateromas.

TIPOS DE ENFERMEDADES

Las enfermedades cardiovasculares más comunes son:

Infarto agudo de miocardio: asociada principalmente al envejecimiento y a los factores de riesgo antes mencionados. Se produce cuando una arteria coronaria queda obstruida por un coagulo de sangre.

Angina de pecho: es un trastorno ligado al estrechamiento de las arterias coronarias, produce un fuerte dolor en el tórax con sensación de ahogo debido al suministro insuficiente de aporte de sangre al musculo del corazón. Normalmente se produce después de un esfuerzo constante y se alivia con reposo y administración de fármacos.

Paro cardíaco o muerte súbita: se produce cuando el corazón deja de latir repentinamente, por lo que la sangre rica en oxigeno no llega al cerebro y a otros órganos vitales. Una persona puede morir en cuestión de minutos si no recibe tratamiento inmediato de forma adecuada. Es una enfermedad muy común en deportista de élite como futbolista, ciclista, pilotos etc.

Miocardiopatías: se producen dentro de la pared del musculo cardíaco, causadas por un mal funcionamiento de la contracción y relajación (sístole y diástole) que no permite al corazón vaciarse o llenarse adecuadamente. Las más frecuentes son la mi cardiopatía dilatada,(dilatación de las cavidades), miocardiopatia hipertrófica (causada por el aumento del grosor de las paredes, normalmente es hereditaria) y miocardiopatía restrictiva (altera la función diastólica del corazón).

Arritmias cardiacas: son alteraciones del ritmo normal del corazón o de la frecuencia cardíaca. Se pueden producir en cualquier parte del musculo cardíaco haciendo que el latido sea demasiado rápido, demasiado lento o irregular.

Ateroesclerosis: se caracteriza por la formación de depósitos de grasa en las paredes arteriales que provoca la formación de ateromas. Es una enfermedad que se agrava con la edad y es la principal causa de infartos y accidentes cerebrales.

Aneurismas de la aorta: es la dilatación o ensanchamiento anormal de una parte de una arteria producida por la debilidad en la pared del vaso sanguíneo. Es la causa más común de la ateroesclerosis.

Tumores del corazón: también llamados tumores primarios, son difíciles de diagnosticar porque no son frecuentes y afectan al funcionamiento del corazón.

Cardiopatías congénitas: son malformaciones en algún lugar del corazón presentes en el sujeto desde su nacimiento.

Insuficiencia cardíaca: Se produce cuando el corazón no es capaz de bombear suficiente sangra para cubrir todas las necesidades del organismo. Puedes deberse a una enfermedad coronaria, arritmias, trastornos en las válvulas o dolencias del miocardio.

Endocarditis: es una inflamación del endocardio, formado por el revestimiento interno de las cámaras y válvulas cardíacas, causada normalmente por una infección bacteriana.

El corazón es el «motor» de nuestro cuerpo, y si no cuidamos de él, nuestra salud puede verse dañada en muchos sentidos. La lucha más eficaz frente a este tipo de enfermedades es la prevención, mediante una dieta equilibrada combinada con ejercicio físico, con el menor estrés posible y realizándonos revisiones periódicas. Solo así podremos reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Comparte esto:

Miguel Jiménez Orellana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *