Cybathlon 2016: juegos olímpicos biónicos

El pasado 8 de Octubre se celebraron los primeros juegos olímpicos biónicos de la historia

Cada día la ciencia nos sorprende con lo lejos que puede llegar, pero sobre todo nos deslumbra con las facilidades que aporta a las personas con ciertas discapacidades.

Hasta hace poco, una persona con parálisis de cadera para abajo únicamente podía moverse con cierta fluidez gracias a una silla de ruedas (incluso con motor) o algo similar, pero a medida que ha avanzado la ciencia se han desarrollado dispositivos que permiten andar como cualquier otra persona sin dicha capacidad, simplemente gracias a unas “piernas” biónicas que harían de sujeción de las suyas.

Bien, pues esto precisamente es lo que premiaron en Zúrich (Suiza) organizando el Cybathlon, o juegos olímpicos para personas con alguna parte del cuerpo biónica. Un punto muy interesante de estos juegos es que todas las prótesis robóticas estan equipadas con estabilizadores, sensores, dispositivos de estimulación muscular o incluso mini-ordenadores para conectar directamente el cerebro de un usuario a un videojuego, que hacen de cada disciplina, no sólo un reto de superación, si no algo divertido y desafiante.

A dichos juegos acudieron nada más y nada menos que 66 equipos reprentantes de su nación, que en total sumaban 72 atletas. Las disciplinas practicadas en el evento fueron: carreras de obstáculos con prótesis de pierna motorizada, carrera de exoesqueletos, carrera de obstáculos con silla de ruedas eléctrica, carrera de bicicletas con estimulación eléctrica muscular, circuito de agilidad con prótesis de brazo motorizadas y competición de videojuegos con manejo cerebroordenador.

Aquí, y como es dicho, lo importante era participar, puesto que lo que realmente importaba era conseguir juntar a personas dispuestas a superar sus límites, con los ingenieros e informáticos que en parte han hecho posible la práctica de las disciplinas citadas anteriormente. Gracias a la Universidad Politécnica de Zúrich y al Centro Nacional de Competencia en Investigación Robótica de Suiza ha sido posible organizar este evento en el cual se ha conseguido promover aún más el desarrollo de tecnologías para personas con discapacidad, y sobre todo conseguir acercar estas tecnologías a mucha más gente.

Esperemos que con el tiempo, a parte de seguir innovando en este sector, también se vaya disminuyendo el precio de todos estos dispositivos, para que así mucha más gente pueda disfrutar de ello sin tener que renunciar a nada.

Samuel García