Finaliza la tercera temporada de Haikyuu

Aviso: el siguiente artículo contiene spoilers correspondientes a la tercera temporada de Haikyuu. Tanto el manga como el anime son fáciles de encontrar en diferentes páginas y aplicaciones (Netflix, Youtube).

Haikyuu trata las andanzas del Karasuno, un equipo de voleibol de escuela superior que fue una potencia en Japón gracias al «Pequeño Gigante». Éste pasa a ser un equipo mediocre hasta que Hinata y Kageyama llegan al equipo. En esta tercera temporada, se enfrentan al Shiratorizawa en la final del torneo de escuelas superiores de la prefectura de Miyagi, temido por tener entre sus filas a Wakatoshi, rematador más certero del torneo. En las semifinales, el Karasuno derrotó al Aoba Josai, su verdugo en el torneo anterior. La temporada se compone de 10 episodios que desarrollan todo el encuentro.

Se trata de un spokon, subgénero del shonen que trata los eventos deportivos mediante la superación de sus personajes. Es un anime que respeta en todo al contenido del manga, aumentando la emoción gracias a una banda sonora ejemplar y una animación destacable en los puntos importantes de cada partido (sobre todo en esta última temporada).

Nos encontramos ante un partido a cinco sets que ha sido un carrusel de emociones. Asistimos a una lección de voleibol ejemplar, con distintas colocaciones, estrategias y puntos que levantan a cualquiera de su asiento y le hacen olvidar que el partido que está viendo no es real. Aunque Hinata destaque por ser el personaje principal, Haruichi Furudate (su creador) consigue que todos sus compañeros tengan un papel a la altura; sobre todo Tsukishima, quien es pieza clave en la victoria del Karasuno. Así es, los toques y bloqueos de Tsukishima dan puntos de vital importancia para el Karasuno a lo largo del partido. Tanaka y Nishinoya dan la fortaleza mental que el equipo necesita en los momentos de flaqueza, pues permiten al Karasuno seguir en el partido y llegar a ese punto de partido que se hace de rogar. Todos los miembros del Karasuno cumplen con su función para lograr una trabajada remontada.

Wakatoshi y Tendo son los integrantes del Shiratorizawa que ponen en aprietos al Karasuno, el primero por la fuerza de sus remates y colocación; el segundo por sus bloqueos. Representan una barrera que el Karasuno debe superar mediante habilidad y deducción, facetas representadas por los bloqueos de Tsukishima, las colocaciones de Kageyama, los movimientos de Hinata y los balones salvados por Nishinoya. Es en este partido cuando Tsukishima desata sus emociones, se lleva el equipo a las espaldas mediante la táctica y Hinata da el partido al equipo marcando el tempo.

cv8a0dsueaasii9

Mis conocimientos del anime vienen marcados por pertenecer a una generación que se ha nutrido de series que marcaron a sus padres y reponían en diferentes cadenas, más series que ha visto nacer, crecer y seguir. Yo vi la primera aparición de Pokémon en Telecinco y la «reaparición» de Dragon Ball en Cuatro, he escuchado Shin Chan, Doraemon, One Piece y Detective Conan en catalán y castellano…es cierto, soy de Barcelona y eso me permitió seguir más series que nadie cuando no existían las páginas para verlas, gracias a ese mítico ‘K3’. El ‘K3’, en sus inicios, fue un canal dirigido al público joven. Recogía multitud de licencias de series japonesas que en el resto de España o duraban un par de temporadas (véase One Piece o La Ley de Ueki) o ni las daban. Gracias a SelectaVisión, hemos podido ver en simulcast subtitulado esta tercera temporada. Recordemos que Netflix tiene dos temporadas (la primera doblada al castellano). Si hay una serie que pueda catalogarse de spokon y todos los españoles tenemos en común, esa es Oliver y Benji. Partidos eternos, jugadas imposibles, dramas que rellenaban media temporada…Haikyuu se queda con lo bueno de este tipo de series: transmite emociones en cada balón, hace que te sientas un hincha más y enseña la historia que hay detrás de cada jugador. Los fallos de Oliver y Benji y otras series como Slam Dunk (a pesar de ser míticas), se corrigen con creces. Haikyuu no transimite esa sensación de que un partido dure toda una eternidad, gracias a la comedia, los planos y la intervención de los recuerdos de los jugadores. Para los que empezamos a seguir anime online, tenemos un referente más cercano en el tiempo, The Prince of Tennis. Esta serie narraba la historia de Ryoma Echizen, un adolescente que buscaba convertirse en tenista profesional. Para ello, pasa por diferentes torneos como integrante del Seigaku (actualmente está en la selección nacional). De esta serie, Haikyuu recoge el tempo de los partidos y los flashbacks. Sin embargo, deja de lado las jugadas imposibles para mostrarnos movimientos que cualquiera puede imitar, pero no por ello son menos increíbles.

En las otras dos temporadas, Haikyuu tenía momentos de flaqueza, debido a que los personajes no mostraban la misma técnica y la personalidad que en esta temporada. Desde mi punto de vista, esta ha sido una temporada perfecta. La corta duración, pero larga para tratarse de un único partido, se explica en el tratamiento de la animación, banda sonora y guión. Cada capítulo tiene escenas hechas para que te sientas como un aficionado, sufras y aplaudas cada punto. En el noveno capítulo, nos dejan con la miel en los labios, pausando uno de los remates de Hinata. Has visto al Karasuno al borde de la derrota, mientras el Shiratorizawa mostraba señales de flaqueza por primera vez en todo el torneo. Los personajes aprenden de sus fallos y tratan de aprovechar los del adversario en cada jugada hasta el punto de que las piernas de varios jugadores empiezan a fallar, debido al cansancio.

En el último capítulo, llegas de esa incertidumbre en la que te dejó durante una semana el remate de Hinata. Ves a Wakatoshi rematar con más fuerza que nunca, pero Tsukishima (regresando triunfalmente) y Kageyama, leen sus movimientos a la perfección. Hinata, personaje principal de la serie, vuela más alto que nunca para brindar la victoria al Karasuno en un segundo remate que no esperabas. Ves las lágrimas de los jugadores de tercer año que, gracias a esta victoria, podrán seguir jugando en el torneo nacional; ves lágrimas en un Shiratorizawa que,por fin, pierde; ves al Karasuno agradecer a una grada que les ha animado más que nunca.

Ahora que ha finalizado esta temporada, como con toda buena serie que se precie, piensas ¿Y ahora qué? Ahora tendremos que esperar a la cuarta temporada en la que Kageyama se irá unos días con la selección nacional sub 19, Tsukishima se irá a un campamento con destacados jugadores (con Hinata tratando de asistir de una manera diferente) y el probable inicio del torneo nacional. Si queréis ver un anime que os haga sentir que estáis en un verdadero partido, éste es el adecuado. Para ver la tercera temporada, únicamente tenéis que ir al canal de SelectaVisión en Youtube. He de aplaudir su labor y espero que disfrutéis de este anime al mismo nivel de locura que yo.

Comparte esto:

JesusMoreno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *