Lo que yo sé del éxito y del fracaso

Llamo a todos mis fracasos

lecciones, a todos mis aciertos

pasiones; juntos, los llamo

recuerdos: para no olvidar.

Satisfecho o no de las consecuencias,

toda causa tiene importancia

por haberme llevado

a ser lo que siempre quise

de la manera que nunca pensé.

Pierdo más que gano, esto

se debe a que la vida es intento

antes de ser éxito.

Mis victorias tienen más peso,

no por bien o alegría, sino

por los partícipes en ellas.

Para llegar a esta conclusión

os invito a dejar de otorgar la

responsabilidad del fracaso

a los demás

y del éxito a vosotros.

Mis victorias son culpa de los demás,

yo soy responsable de mis fracasos.

Quiero decir con esto

que debemos

acordarnos de aquellos

que nos dieron

la mano y

responsabilizarnos más

de los fallos, cuya culpa

solemos otorgar a los demás.

Éxito es unión, fracaso es ser uno.

Éxito es perdón a pesar del orgullo,

fracaso es rencor a pesar del amor.

Este mundo sería mejor con menos

«amnésicos» y más «pacientes»,

pues yo defiendo

perdonar sin olvidar;

mientras otros se dedican

a la soledad que conlleva

olvidar sin perdonar.

 

Gracias a una libreta que encontré en mi caja de material que utilicé otros años, me encontré con esta pequeña reflexión. Para mi sorpresa, formó parte de mi pasado en Phrasalart. Fue una época de gran sacrificio mental, por estar a un paso de lo que hoy estoy haciendo y a otro (para atrás) de que eso no fuera suficiente. Cada uno tiene su manera de escapar del ajetreo, del cotilleo y del esfuerzo. Para mí, siempre ha sido el deporte, los amigos, los animales…pero nada como escribir. Si leer posibilita viajar a otros mundos, escribir es la mejor manera de conocer tu mundo. Escribir permite hacer inmortales paisajes, personas y animales; pero también permite a los recuerdos huir de lo efímero. No os voy a imponer la escritura como herramienta primordial para afrontar todo en esta vida, pero sí que os voy a pedir que nunca dejéis de hacer lo que os gusta por miedo o por el qué dirán. 

Comparte esto:

JesusMoreno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *