¿Por qué deberían ganar cada uno de los finalistas de Operación Triunfo?

A continuación os contamos los motivos por los cuales deberían ganar cada uno de los finalistas

Miriam

Miriam es una chica trabajadora, lo que se dice una curranta nata, que desde el primer día se ha esforzado por seguir adelante, por aprender, mejorar y sobre todo superarse a sí misma, ya que en nuestra opinión es quien, por ejemplo, ha tenido un reparto de temas más difícil y más diferente.

Tiene una fuerte personalidad, fuera y dentro del escenario, que arrastra una fuerza al cantar enorme, y en conjunto con su voz diferente y viva y con fuerza, entendemos que se haya ganado el mote de “leona” sin ninguna duda.

Alfred

Alfred nació de un pentagrama y luego se deslizó hacia el mundo real. Antes de llegar a este se llevó consigo todos los instrumentos que pudo agarrar por su camino, una voz diferente y un amor eterno a la música.

Alfred es un músico de la cabeza a los pies, Alfred tiene un alma libre, que fluye entre notas, y va buscando y encontrando su propio camino. Alfred nos ha regalado una voz preciosa y muchas emociones acompañándola, pero sobre todo un amor eterno a lo que hace cada vez que pisa un escenario. Siempre se ha mostrado fiel a sí mismo, ha luchado por sus ideales y ha expresado todo lo que sentía con música, porque si alguno de los concursantes “es música, lo es Alfred”.

Aitana

La voz de Aitana es simplemente, demasiado fácil de gustar. Tiene fuerza, tiene sensibilidad, tiene un rango increíble de colores, tiene rabia, tristeza, tiene pasión, tiene desgarro, tiene alegría, tiene buen rollo y tiene sinceridad. Es por eso que Aitana, la que realmente es una niña, te engaña, y de repente has pasado  tres minutos de canción metido en otro universo, olvidándote de la niña de 18 años que acaba de salir del instituto, y viendo simplemente, a una artista de los pies a la cabeza.
Aitana nos ha hecho bailar, emocionarnos, y sentir. Aitana canta bien los altos y los bajos. Aitana baila y canta e interpreta, con una voz capaz de hacerte sentir que el mundo se desvanece durante un ratito. Aitana ha nacido con un ángel.

Amaia

La chica que empezó el concurso sin destacar (recordemos que la pusieron en duda), con una voz dulce y tierna, pero que no hacía demasiado ruido. Todos hemos visto a Amaia crecer dentro de OT, a nivel personal y vocal, y nos hemos ido enamorando con cada canción que hacía, con cada risa que nos sacaba. Amaia es como un dardo directo al corazón cuando no te lo esperas, porque no te esperas que esta chica, que en principio no tenía la voz más espectacular de todas, te haya hecho llegar a quedarte con la boca abierta, lleno de emoción por lo que acaba de interpretar, y en ocasiones, casi sin aliento.
No sabemos que tiene Amaia. Cuál es el truco, cómo lo hace. Amaia simplemente siente, y llega, y sin hacer mucho ruido te deja el corazón trastocado. Amaia emociona, y lo que tiene esta chica es algo innanto. Amaia es magia sobre el escenario.

Ana

Ana es el puro reflejo del trabajo, la superación y el esfuerzo. Una gala tras otra ha mostrado una mejora impresionante y evolucionando como cantante y también como bailarina (recordemos su número de “Havana”…)  En su registro Ana rompe todos los esquemas y su personalidad hace simplemente que la adores, regalándonos momentos únicos.

Siempre ha sido una de las más ha trabajado y que más ha evolucionado durante todo el programa, sin duda AnaWar o la Bikina formarán ya parte de la historia de Operación Triunfo.

Comparte esto:

Miriam Salgado Albertus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *