Paridad
¿Cómo se comportan los medios a la hora de hablar de paridad?

Los medios de comunicación son los encargados de informar a la sociedad sobre la actualidad. Deben seguir unas determinadas normas y actitudes, luchas por lo justo y tratar a todos con exactitud e igualdad. Pero… ¿Realmente lo hacen?​

Medios e igualdad

Se suele decir que los medios de comunicación son el cuarto poder y que son los que forman la opinión pública. Nada más lejos de la realidad.

Los medios de comunicación tienen un papel esencial a la hora de concienciar a la sociedad. Son los encargados de comunicar, de enseñar a la población lo que los partidos hacen con nuestros votos; son los encargados de mostrarnos lo que ocurre en el mundo; son los encargados de seleccionar lo que es importante conocer  y son los encargados de aportar una mirada crítica a la sociedad.

Los medios son, en muchísimas ocasiones, los grandes altavoces de los movimientos sociales, logrando que lleguen hasta sitios insospechados en un primer momento. Son los que reivindican, establecen una línea editorial y luchan por ella.

Demuestran un problema de fondo en el que el machismo sigue intrínsico en la sociedad y, por consiguiente, en los medios de comunicación

Los medios tienen que defender lo que creen y, por eso, muchos ciudadanos los leen, escuchan o ven.

Desde hace años, los medios han ido incorporando progresivamente el feminismo y la igualdad entre sus líneas clave. Sin ir más lejos, desde hace un par de años, cada 8 de marzo las mujeres periodistas de muchos medios realizan la huelga general y personalizan un movimiento real, que lucha por la igualdad real y por el cambio. 

 

No obstante y a pesar de que muchos medios tratan de visibilizar el movimiento feminista y la igualdad, continúan cometiendo  los mismos errores, que demuestran un problema de fondo en el que el machismo sigue intrínsico en la sociedad y, por consiguiente, en los medios de comunicación. 

Debates electorales

Sin ir más lejos, los debates electorales en España, han estado protagonizados por hombres, a pesar de que en algunos apareciesen mujeres.

Desde que comenzaron a emitirse debates electorales, la presencia masculina en este tipo de programas nublaba a la femenina y en muchos casos la disipaba, tanto por los propios partidos como por los medios de comunicación y la sociedad.

Fijándonos en las últimas elecciones (10N),  el mismo 4 de noviembre RTVE y Antena3 emitía el debate definitivo, el debate a cinco donde los candidatos a presidente de Gobierno exponían sus argumentos de cara a las elecciones del 10N. Todos hombres comenzaron hablando de igualdad, una imagen incluso cómica, que por más que nos sorprenda, se sigue repitiendo.

De hecho, fue la propia presentadora y moderadora Ana Blanco la que introducía el bloque de feminismo e igualdad haciendo una crítica contundente. «Imagino que hablarán ustedes de paridad, pero esta de hoy no es una imagen de igualdad», argumentó antes de dar pie a que los candidatos defendiesen cuán feministas eran y cuán feminista era su partido.

"Imagino que hablarán ustedes de paridad, pero esta de hoy no es una imagen de igualdad"

Esta imagen de candidatos hombres defendiendo la igualdad y paridad se ha visto continuamente desde que vivimos en democracia, pero, conforme avanzan los años,  es necesario reconocer que las televisiones están tratando de visibilizar las políticas de paridad y sus máximas representantes en cada formación. Dejando de lado los debates que se producían en televisiones autonómicas, en radios o en medios digitales (donde la audiencia suele ser menor), el 7 de noviembre las mujeres tomaron las riendas de la política y expusieron los puntos clave de sus formaciones.

Los medios eran, en parte, culpables de la invisibilidad de la mujer

Aunque la mayor parte de los medios aplaudieron que La Sexta emitiese un debate protagonizado exclusivamente por mujeres, otros comentaban que era una estrategia de los partidos y otros se quejaban y culpaban a la cadena de haber aprovechado el momento. ¿Acaso importa? Lo importante es que se visibilizaba y se daba presencia a las mujeres en los debates electorales.

Ocurre algo parecido con las mujeres y el deporte y/o ciencia. Las continuas emisiones de de fútbol  o baloncesto masculinos y los reconocimientos logrados por los hombres en materia científica (de los que todos los medios se hacen eco en determinado momento), imposibilitan que las mujeres aparezcan en los medios realizando actividades científicas o deportistas. 

Esa presencia excesivamente masculina y escasamente femenina provoca en la sociedad un pensamiento unánime de que las mujeres no consiguen logros científicos ni que juegan partidos importantes. Pero sí lo hacen, solo que no se tiende a informar sobre ello.

Por eso, no importa en motivo por el cuál se realiza un debate protagonizado por mujeres. Lo que importa es que se realice. 

¿Se ha informado sobre las propuestas electorales relacionadas con la igualdad?

Desde antes de comenzar la campaña electoral, todos los partidos políticos dieron a conocer determinadas reformas que pretendían llevar a cabo si alcanzaban la presidencia. La subida del Salario Mínimo Interprofesional, las reformas en el ámbito cultural, en la vivienda… Y en el ámbito de la igualdad, aunque sin entrar en demasiados detalles.

Centrándose en el «no todo lo que no sea un sí es un no» de Cayetana Álvarez de Toledo y en la ley de «violencia intrafamiliar» de Vox, muchos medios no han informado de las propuestas concretas en materia de igualdad de todos los partidos. 

Quizá este sea el gran error de los medios de comunicación. Todos tienden a centrarse en lo más escandaloso de determinados partidos y no explican las medidas concretas

Por ejemplo, bajar los impuestos a los productos de higiene femenina es una medida que  el movimiento feminista español lleva pidiendo años. El PSOE lo llevaba en su programa electoral y muy pocos medios se hicieron eco de ello; reformar el Código penal para que solo sí sea sí es otra de las medidas que casi todos los partidos de izquierda llevan en su programa, pero casi ningún medio lo trata en profundidad.

 

Quizá este sea un gran error de los medios de comunicación, ya que casi todos tienden a centrarse en lo más escandaloso de determinados partidos y no explican las medidas concretas de cada uno. Por ello, se podría confirmar que no se ha informado con rigurosidad en prácticamente ningún medios sobre las propuestas relacionadas con la  igualdad.

Ya no somos el Congreso más paritario. ¿Lo sabías?

Hace unos meses, concretamente tras las elecciones del 28 de abril, las cabeceras de todos los medios se llenaban de titulares promulgando el hito de que con nuestros votos habíamos conseguido ser el país de Europa con mayor paridad en el Congreso y habíamos batido nuestro propio récord en la historia de la democracia.

No obstante, con esos mismos votos, esta vez el 10 de noviembre la cosa ha cambiado y hemos perdido el estatus que tanto costó conseguir. 

Los medios tardaron en contarlo.

El ascenso de Vox es uno de los grandes culpables, ya que entre sus cabezas de lista apenas figuran mujeres (de los 52 diputados elegidos, apenas 14 son mujeres).

Probablemente la caída de Ciudadanos (que llevaba en sus listas un 50% de mujeres), también ha ayudado a que la desigualdad se asiente en el Congreso de los Diputados. 

Finalmente, se debe mencionar a ERC y Unidas Podemos, que contarán en el hemiciclo con más presencia femenina que masculina.

Comparte esto:

Miriam Salgado Albertus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *