Aforo
Los festivales frente al desconfinamiento

Promotoras, organizadores y artistas plantean los problemas de las limitaciones de aforo y las condiciones de la “nueva normalidad”.

Con el comienzo de la desescalada, el mundo de la cultura prepara su vuelta física siguiendo las medidas que plantea cada fase. Debido a las limitaciones de aforo, cada vez más eventos cancelan o aplazan su celebración, como es el caso de los festivales.

Aunque desde la fase 1 se permite la realización de espectáculos, tanto a puerta cerrada como al aire libre, las condiciones obligan a replantear su viabilidad para las promotoras, organizadores, patrocinadores y artistas.

El límite de aforo subirá de las 200 personas de la fase 1 a las 800 de la fase 3 en el caso de los espectáculos al aire libre, pero queda lejos de las cifras habituales de los festivales españoles: 186.128 personas asistieron al Mad Cool durante sus 4 jornadas, mientras que Paraíso, de menor afluencia, registró 25.000 en dos días.

Si bien festivales conocidos como el propio Mad Cool o Starlite siguen sin cambiar sus fechas, otros como el Sónar, Brisa Festival, Pelouses, o el Bull Music Festival han optado por la cancelación. En cambio, el Primavera Sound y Viña Rock aplazan su celebración a octubre y agosto, a la espera de conocer las limitaciones (de aforo y permanencia) después de la tercera fase.

La directora de la Asociación de Festivales de Música, Patricia Gabeiras, ha declarado al respecto para Europa Press. Para Gabeiras, la temporada de festivales “va más allá de junio” (mes de la tercera fase) y las cancelaciones se decidirán “territorio por territorio y festival por festival”.

Para la Asociación de Promotores Musicales (APM), el Gobierno “ha abandonado el sector de la música en vivo al no anunciar la aplicación del estado de fuerza mayor”. En un comunicado, la APM valora como “una tomadura de pelo” las medidas que ha anunciado el Ministerio de Cultura.

Además de la aplicación del estado de fuerza mayor, la asociación reclama flexibilizar las normativas de Consumo para que las entradas de los eventos aplazados sirvan para las nuevas fechas programadas, medidas respecto al IVA y la Ley del Impuesto de Sociedades, y adaptar los ERTE y Fondos de Financiación a “la realidad de la industria de la música”.

Al igual que la APM, la Federación de la Música de España (Es_Música) señala la importancia de la creación de un “fondo de compensación económica para otorgar una renta básica temporal”, pide la aplicación de medidas fiscales y la aplicación del estado de fuerza mayor.

Frente a las dudas sobre cómo y cuándo se celebrarán los festivales en España, otros países como Holanda (Países Bajos) o Portugal posponen su vuelta, por lo menos, hasta septiembre.

En el caso de Portugal, los clientes de festivales y conciertos cancelados que fueran a celebrarse entre el 28 de febrero y el 30 de septiembre obtendrán un vale de igual valor a la entrada original.

Os recomendamos:

Comparte esto:

JesusMoreno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *