Polémica normativa en Suecia: pagar para poder mendigar

En Eskilstuna, una pequeña localidad al oeste de Estocolmo, se ha creado un nuevo debate debido su última normativa aprobada. A partir de agosto, todas las personas sin techo, deberán de pagar y solicitar un permiso a la policía para poder mendigar en la calle.

Este permiso, cuyo valor ronda las 250 coronas (23,50 euros), permitirá “legalmente” a las personas sin recursos a pedir limosna en la calle. Además, la licencia solo servirá para tres meses de actividad. Eso quiere decir que, cuando finalice ese tiempo, se tendrá que volver a renovar. En caso contrario, las personas en cuestión, se enfrentaría a duras represalias.

Esta ciudad se ha convertido en la primera localidad sueca en llevar a cabo este tipo de medidas, con el fin de “regular” esta práctica sin acabar en la prohibición. El alcalde de Eskilstuna, Jimmy Jansson, afirma que la medida “ayudaría a los mendigos a entrar en contacto con Stadsmission y otras organizaciones de beneficencia, o bien ayudarlos a volver a casa”.

Sin techo pidiendo limosna en la calle / Quinntheislander - Pixabay
Sin techo pidiendo limosna en la calle / Quinntheislander – Pixabay

Esta normativa ha sido aprobada con la coalición de gobierno del Partido Socialdemócrata, Partido de Centro y Moderados (conservadores), respaldados por el partido ultraderechista Demócratas de Suecia.  No obstante, las críticas al respecto no han tardado en aparecer.

La oposición considera este tipo de medidas como “clasistas” y “xenófobas” (ya que esto afectaría especialmente a la población gitana) y muestran constantes ataques y violaciones contra la dignidad de las personas. Esto último, cada vez más frecuente debido al auge de la ultraderecha en Europa.

Comparte esto:

Juan Ramón Quintana