Entrevistamos al padre de María Belón

El 26 de diciembre de 2004, a cuatro mil metros de profundidad del Océano Índico la tierra tembló generando una serie de tsunamis que arrasarían un total de 14 países. Tailandia fue una de las grandes víctimas.

El seísmo submarino puso a prueba la capacidad de actuación y cooperación internacional. Las pérdidas económicas se valoraron en más de nueve mil millones de euros.

Los titulares que enmarcaban la prensa española solo hablaban del suceso. El País publicaba “Asia llora a sus más de 55.000 muertos mientras las autoridades alertan de riesgo de epidemias” , mientras que The National Geographic News presentaba  con el título de “The deadliest Tsunami in History?” un apartado que reflejaba la fuerza del mismo. El mundo entero era consciente de lo ocurrido.

No cabe duda que de todas las catástrofes (tanto las propiciadas por el ser humano como las naturales) no solo se reflejan los horrores que estas ocasionan, sino que también los valores propios del hombre. Sin embargo, en bastantes ocasiones estos hechos quedan olvidados propiciando la perdición de la conciencia humana. No obstante, productos culturales como cuadros (El Guernika de Picasso) o canciones (Spanish Boombs de The Clash) consiguen mantener una continua reflexión que motiva al espectador a reconsiderar nuestra historia.

Todos conocemos Lo Imposible, producción de J.A Bayona. Esta obra actúa como otro ejemplo más; es un resultado cultural que estimula la reflexión. La familia protagonista se retrata en la pantalla con valor, fuerza, coraje y valentía. Actualidad Joven ha contactado con el padre de la protagonista en la película, María Belón para relatarnos ese otro punto de vista que refresque la cavilación.

Agradecemos al abuelo de la familia, que ha preferido mantener la confidencialidad de su nombre, su colaboración.

Os comunican la noticia. Os enteráis que vuestra familia está sumergida en la catástrofe natural de la que todo el mundo habla. ¿Cuál es vuestra primera reacción?

Nosotros, en esa fecha, nos encontrábamos en Las Palmas. Nuestro yerno nos llamó por teléfono para comunicarnos la terrible noticia del desastre, y que, tanto María, como sus tres hijos, habían desaparecido. Mi mujer quedó absolutamente colapsada, y yo, a pesar del natural disgusto, fui capaz de reaccionar para tratar de ponernos en contacto con autoridades, consulados o embajada. Pero el colapso era total…

Al parecer existen héroes y heroínas… ¿Veíais a María, a Enrique y a vuestros nietos con los mismos ojos antes del suceso que después?

Por supuesto. En ningún momento pensamos en nada de heroicidades. Nuestra máxima preocupación era saber que vivieran los cinco, e intentar acercarnos, si podíamos, al lugar donde ellos estuvieran. Pero fue imposible, porque el caos era total. Enrique me hizo una segunda llamada ( se ve en la película ) para decir que los dos hijos  pequeños estaban refugiados en la montaña.

Sin duda, tenéis un papel fundamental. ¿Cómo educasteis a María?

María, como los demás hijos, fue educada en la fortaleza. Es importante que ella insista en sus charlas, que le ayudó mucho a su supervivencia, el recuerdo de que, desde pequeña, oyó muchas veces  decir en casa, la frase : “ En la vida hay que saber tomar decisiones a tiempo”. Y mira por donde, le ayudó….

Entonces, ¿qué fue lo que hizo sobrevivir a vuestra familia?  Seguro que no es solo suerte, sino que también actitud.

Prácticamente, está contestada en la respuesta anterior. En el caso de María, el hecho de haber estudiado la carrera de medicina, le fue de gran ayuda. Y en el caso de Enrique, su esfuerzo y constancia, a pesar del estado en que se encontraba, fue clave en la búsqueda de toda la familia…

 ¿En qué ayudasteis a María durante el proceso?

Tan pronto pudimos salir de Canarias, nos dirigimos directamente a Singapur, adonde fue trasladada  desde Tailandia en un avión medicalizado, y estuvimos cuatro meses a su lado, siendo testigos de las múltiples operaciones a que fue sometida. Y después la acompañamos a su casa en Japón, donde ella vivía antes de pasar sus fatídicas vacaciones en Tailandia.

  ¿Fue suficiente la ayuda internacional ofrecida tras el tsunami? ¿Consideráis que las grandes asociaciones actuaron de forma correcta?, ¿y los gobiernos?

Entiendo que el gobierno tailandés no estaba preparado para una tragedia de estas dimensiones. Y la ayuda internacional, dada la extraordinaria magnitud de la catástrofe, fue de relativa poca ayuda. Cada país actuaba por su propia cuenta, en defensa de sus conciudadanos, y no creo que hubiera demasiada colaboración a nivel internacional. Lo realmente urgente era la búsqueda de cadáveres, para su eventual reconocimiento. Y muchas veces no fue posible. A recordar que miles de personas murieron desaparecidas en el mar…

 ¿Qué opináis sobre las ayudas internacionales en la actualidad?

Mi opinión es que sigue sin haber la debida coordinación internacional para este tipo de catástrofes : véase el lamentable caso de la ingente cantidad de refugiados sirios y de otras nacionalidades…A mi juicio, hay una falta de sensibilidad colectiva, y un gran egoísmo por parte de muchos países afectados, que incluso llegan hasta cerrar sus fronteras. A destacar, que recientemente, la ONU organizó un evento internacional para la coordinación de tsunamis en el mundo, supongo que como consecuencia del cambio climático. María fue especialmente invitada a este congreso, pero no le fue posible asistir.

¿Por qué se decidió llevar esta historia al cine?, ¿cómo surgió tal proyecto? 

Fue una verdadera casualidad. María escuchó por la radio, estando ya de regreso, una noticia sobre la enfermedad de Luz Casal. Y como María era muy aficionada a sus canciones, llamó a la emisora para solidarizarse con ella. Gemma Nierga, la entrevistadora de la cadena SER, supo que María había padecido el tsunami. Y lo puso en conocimiento del director J.A. Bayona, que a su vez, tomó contacto con María, para ver si estaría dispuesta a que su historia se llevara al cine.

 ¿Os parecía buena idea?, suponiendo que tendría repercusión. 

Estuvimos totalmente de acuerdo con esa idea, y fuimos partidarios de que se reflejara escrupulosamente la verdad de lo sucedido, sin ningún tipo de ficción.  María estuvo totalmente de acuerdo, y así lo acordó en el protocolo que se firmó.

Es muy importante en las películas basadas en hechos reales reflejar con transparencia personajes y hechos.  ¿Aportasteis vuestra propia experiencia como fuente de reconstrucción biográfica?

Nosotros no intervinimos en nada. Tan sólo fuimos invitados en Madrid al rodaje de la última escena de la película, con la actriz Naomi Watts haciendo de María.

 ¿Mantenéis relación con periodistas o los productores de la película?

María sí que mantiene alguna relación con Bayona, que, por cierto, le tiene mucho aprecio y se apoya en ella para sus proyectos de películas.

«La elección del título de la película hace referencia a lo desconocido, en general, a aquello que te supera y cuesta enfrentarte. Lo imposible es una palabra abstracta en muchos sentidos.»

J. A. Bayona

Comparte esto:

Arancha Ríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *