9 bares y restaurantes para sobrevivir en verano en Madrid

Aunque la capital no tenga playa, eso no significa que falten lugares en los que refugiarse del calor. Por eso, Actualidad Joven te recomienda algunos bares y restaurantes que te harán disfrutar al máximo.

Nada 365

La primera de las propuestas es efímera, como la mayoría de amores de verano, pero al menos sabe cuándo terminará exactamente: dentro de un año. Ubicado en Malasaña, Nada 365 es el homenaje de Narciso Bermejo a El Palentino, uno de los históricos locales de la zona que cerró en 2018, después de 60 años de actividad. Este proyecto promete volver a los bares de toda la vida, con precios económicos y una suerte de sótano en el que disfrutar de monólogos y actuaciones musicales en directo.

Búho Real

Este local de Chueca lleva 35 años acercando los artistas al público, pero en su sentido más literal, a causa de las limitaciones del espacio. Es una oportunidad para conocer artistas emergentes y coincidir con otros ya “consolidados”, de una manera más íntima.

Sala Equis

Como puede intuirse por su nombre, este espacio de ocio cultural de Lavapiés se encuentra en lo que fue la última sala de cine erótico de Madrid. Ahora es un lugar de reunión para los interesados en el cine, el teatro, la música y la gastronomía, gracias a sus cuatro zonas, con terraza y pantallas incluidas.

Matute

Este gastrobar del Barrio de Las Letras ha transformado una antigua tienda de discos en un refugio con terraza, sillones y un menú que dificulta poder levantarse después, pero para bien.

Santerra

El barrio de Salamanca alberga uno de los lugares de peregrinación de todo amante de las croquetas que se precie: Santerra, el ganador del premio de 2018 a la mejor croqueta de jamón del mundo. Si la paciencia brilla por su ausencia como para pedir reserva, siempre queda la barra.

Religion Speciallity Coffee

Situado en el mismo distrito que Santerra, el Religion Speciallity Coffee destaca por dos cosas: el café, como indica su nombre, y la comida saludable. Es uno de esos lugares en los que hay que dedicar un tiempo a la carta, eso sí.

La Gatoteca

Al igual que los siguientes, la Gatoteca es uno de esos lugares por los que hay que pagar algo más de lo habitual, pero por una excusa que merece la pena. Situada entre Lavapiés y Atocha, esta cafetería de la fundación ABRIGA ofrece la posibilidad de estar con gatos en adopción.

The Doger Café

Este café vegetariano de la zona de Pacífico funciona de un modo parecido a La Gatoteca, pero con perros. Aunque solo pueden acoger cachorros de momento, indican que tienen planes de adecuar las instalaciones a perros adultos.

Oh My Game

Junto con Meltdown y el Pixel Bar, este local de Chamberí supone un punto de encuentro para “gamers” y seguidores de los deportes electrónicos. Con una consumición, cualquiera puede echar una partida en sus consolas, seguir las competiciones, o probar los juegos de mesa.

JesusMoreno