8 de marzo de 2017, un día que pasará a la historia

Ayer  fue un día histórico en el mundo entero. Desde por la mañana se podían ver a mujeres dando pegatinas en la salida del metro y a otras tantas pegándoselas a la ropa, se podían ver carteles pegados por las facultades y calles reivindicando los derechos de la mujer, se podía escuchar ya a las 12 los discursos de las asociaciones feministas en los halls de las universidades luchando por nuestros derechos, en definitiva, se podía ver que iba a ser un día diferente.

El parón de  12:00 a 12:30 fue enormemente respaldado, muchas clases se vaciaron, en los trabajos muchas mujeres dejaron de trabajar, en su casa dejaron de hacer las tareas del hogar…

Hemos hablado con Laura España, una estudiante de periodismo que siguió el parón de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense y escuchó a la Asociación Feminista Olympias infundir ánimos a todos los asistentes.

La concentración de ayer en la Facultad de Ciencias de la Información fue una de las mayores que hemos visto en bastante tiempo. ¿Cómo te sentiste al ver a tantos estudiantes abandonando sus tareas para reivindicarse contra nuestros derechos?

Me emocioné, me gusta ver que la gente se une para reivindicar  derechos que son tan fundamentales. Yo estaba en la planta baja y estaba totalmente plagada, pero si levantabas la vista había gente en todos los pisos.  Y llámame ambiciosa pero me hubiese gustado que fuesen aún más personas. Que realmente hubiesen salido clases enteras a las 12 para reunirnos todos.

17098543_1873196799626565_2524601428680245286_n.pngEsta concentración estuvo fomentada en gran medida por la Asociación Olympias y hemos contactado con una de sus jóvenes miembros,  Sara Choclán:

Muchas gracias por atendernos, en primer lugar nos gustaría saber en qué consiste vuestro trabajo como asociación.

 Nosotras nacimos de la Asociación Colombine, una asociación política de la facultad, cuando unas chicas vinieron a una reunión y nos preguntamos si nos apetecía hacer un espacio feminista. Nos empezamos a agrupar las chicas y se unieron unas cuantas más y ahora somos unas 30 y aumentando.

Nos reunimos casi semanalmente para proponer actos. Organizamos la realización de un vídeo feminista una vez al mes explicando un concepto en 1 minuto, escogemos a la feminista del mes (una mujer histórica) y describimos su vida y promovemos actos como charlas.  Cuando no nos reunimos hacemos debates no mixtos en los cuales nos sentimos seguras de decir nuestras experiencias sin sentirnos cosificadas                       

El colectivo es femenino no mixto pero contamos con la ayuda de los chicos de Colombine para trabajar, pero en este caso lideramos nosotras. Los debates no son mixtos pero se ha hablado de hacer alguno mixto. También hemos organizado un concurso de fotografía y al año que viene planeamos hacer una segunda edición.

¿Qué experimentasteis ayer en el hall de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense cuando tanta gente os apoyó?

 Lo de ayer en el hall para nosotras fue brutal. Hemos trabajado como bestias en esto. Hemos escrito el manifiesto, hemos hecho pasa clases para que todos y todas se enterasen y hemos empapelado la facultad. En verdad no esperábamos tanta repercusión pero para nosotras fue bestial ver a las 5 plantas llenas de gente. La verdad es que nos conmocionó.

 

Las manifestaciones inundaron las calles de todas las ciudades el espíritu feminista se extendía por todas las esquinas. Aunque gran parte de los medios han cubierto solo la manifestación de Madrid y han hablado por encima de las demás, nosotros desde Actualidad Joven queremos ser diferentes y hemos hablado con varias jóvenes de diferentes comunidades.

Desde Santiago de Compostela Alba García Saturio, Ainhoa Piñeiro Taboada y Alba Prada Núñez nos han contado como fue el día de ayer:

¿Cuánto duró la manifestación en Santiago? ¿Qué cánticos se repetían más?

La manifestación duró una hora y media y las calles estuvieron atestadas. Los cánticos que más se repitieron fueron los siguientes: «imos queimar,imos queimar,a conferencia Episcopal, imos queimar a conferencia por machista e patriarcal» «Contra o patriarcado feminismo organizado» «Aquí está,aquí se ve,o feminismo galego en pé» «Que viva a loita das mulleres» «Non é a minisaia,non é o pantalón na mente do machista está a provocación» «Mulleres somos,mulleres seremos,pero na casa nunca quedaremos» » rebelión,desobediencia,contra a sua violencia»»Non estamos todas faltan as asasinadas» 

7895cb55-756a-49b1-ba88-72d4b81d34cf.jpg

Alba también nos ha explicado que significa para ella el día de la mujer.

El día de la mujer es la gran demostración de la involución. Estoy muy a favor de él como feminista y como mujer pero también creo que si tuviéramos los derechos que deberíamos tener, si hubiera igualdad y si cada vez no se dieran con más frecuencia los feminicidios, no haría falta salir la calle a gritar que no somos el sexo débil, que estamos igual de capacitadas que ellos para trabajar en todos los ámbitos y cobrar lo mismo y por supuesto que no somos territorio de conquista. El día que esto desaparezca, a lo mejor el día de la mujer podrá se seguir siendo el reconocimiento de todo lo que hemos conseguido luchando y no la reivindicación de lo que aún no tenemos.

4017762d-1a43-41c2-bd91-b4237b97d01d

Ahora nos hemos trasladado a Barcelona, donde Morena Pinheiro Santin y Marta Vera Fernández nos han contestado a la sensación que experimentaron durante el día de ayer y a que significa para ellas el día de la mujer.

La sensación que tuvimos fue por un lado que había muchas mujeres que pensaban como nosotras y que además en la parte mixta había también otros hombres que estaban apoyando nuestra causa y sentías la empatía que tenían por ti.
Había muchas familias, gente mayor… Mucha gente movilizada por una cosa que estamos pidiendo todas, que es simplemente la igualdad, sobre todo este día en el ámbito laboral.

426329243_305412_3385253468804506057.jpg

Para nosotras, el día de la mujer además de que se haga visible la discriminación que sufrimos como género, sobretodo es el día de la mujer trabajadora. Destaca mucho la brecha salarial que hay todavía y el acoso laboral que sufren por el hecho de ser mujeres. Se visibiliza ese día que además de resaltar lo de la mujer trabajadora se resalta el maltrato etc. Se aprovecha un poco ese día donde se nos hace más visibles y se pide que los demás días se nos haga visible y que los demás días también lo seamos y se siga luchando por nuestros derechos.

En la manifestación de Madrid estuve yo y he de decir que fue histórica. Sin contar a las muchas personalidades que pudimos ver (Iñigo Errejón, Macarena García, Rita Maestre, Alberto Garzón, Rozalén, Pamela Palenciano…), la cantidad de personas allí presente fue impresionante.

Me sorprendió ver a tantísima gente involucrada con nuestros derecho, me sentí enormemente sobrecogida al ver a mujeres y hombres muy mayores marchar desde Cibeles siguiendo los cánticos de las asociaciones jóvenes, se me encogió el corazón al ver las miles de manos levantadas moviéndose y sentí que lo que hacíamos servía para algo.

Podía sentir que la gente reaccionaba, pero esa sensación duró poco. Los derechos de las mujeres y la búsqueda de la igualdad (que aún está lejos) no se obtendrán hasta que el feminismo penetre en todas las capas de la sociedad y se inculque en los colegios y en los senos de las familias desde recién nacidos. No podremos vivir en igualdad de condiciones hasta que lleguemos a cerrar un año con cero muertes por violencia machista.

Así que, aunque fue muy bonito y muy emocionante, esto no debería ser más que el principio y debería expandirse el espíritu que respiré ayer todos los días, hasta que lleguemos a un día en el que no haga falta promulgarlo porque ya se habrá asentado.

WhatsApp Image 2017-03-09 at 19.57.40
Por Arancha Ríos.
Comparte esto:

Miriam Salgado Albertus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *