Save The Children denuncia la guerra contra la infancia rescatando Historias Para No Dormir

La organización colabora con Alejandro Ibáñez, director en el que ha sido el último proyecto en el que participó su padre, el popular director Chicho Ibáñez Serrador.

37 años después del último episodio de Historias Para No Dormir, la conocida serie televisiva de Chicho Ibáñez Serrador, vuelve con un episodio especial bajo la dirección de Alejandro Ibáñez, hijo de Chicho. Reality forma parte de la conmemoración de la organización Save The Children y de su campaña global No a La Guerra Contra La Infancia.

“Solo hay algo que da más miedo que una película de terror, la realidad”. Así se presenta este corto benéfico que trata de revivir el terror de la serie para concienciar sobre los efectos de la guerra en la infancia.

Este episodio está protagonizado por Lydia Bosch y Dani Rovira, pero también cuenta con una imitación de Carlos Latre a Chicho. Según la organización, los tres han participado de “manera altruista” y se suman a “la petición global de la organización para que todos los Estados firmen la Declaración sobre Escuelas Seguras, que busca la protección de estudiantes, profesorado y escuelas durante tiempos de conflicto armado”, además de “garantizar el acceso a la educación de todos los niños y niñas que viven en estas zonas”.

Andrés Conde, director general de Save The Cihildren, Lydia Bosch y Alejandro Ibáñez han presentado el mediometraje a los medios, disponible en el canal de YouTube de Save The Children.

Presentación de Reality-Historias Para No Dormir. Jesús Moreno.

Andrés Conde ha subrayado algunos de los datos que ha recogido la organización sobre la “guerra contra la infancia”, entre los que destacan los 420 millones de infantes que viven en zonas de conflicto armado, mientras que 120 millones viven en zonas de conflicto de alta intensidad, con un registro de “más de 1.000 muertes relacionadas con los combates”.

Asimismo, Conde ha destacado un estudio en el que Save The Children cifra en un 0,14% de la ayuda oficial para el desarrollo en el mundo entre 2015 y 2017 el porcentaje que se destinó a programas sobre salud mental infantil, hechos por lo que marca el objetivo de Reality en “poner luz sobre esta realidad”.

Alejandro Ibáñez ha explicado su experiencia en la realización del corto, junto con referencias a su padre, fallecido en junio de 2019 y partícipe en la obra: “una cosa que siempre dice mi padre es que el cine y la televisión son herramientas para entretener, pero también son herramientas para educar”.

Una cosa que siempre dice mi padre es que el cine y la televisión son herramientas para entretener, pero también son herramientas para educar.

Alejandro Ibáñez

Lydia Bosch ha sido la última en hablar sobre el corto, quien, al igual que Alejandro, ha contado anécdotas sobre su relación con Chicho y define el corto como “absolutamente necesario”.

Tanto Lydia como Andrés se han referido a la petición de Save The Children para elaborar un plan de acción que finalice con la guerra contra la infancia. La organización también tiene activa una petición de firmas para que España suspenda la transferencia de armas españolas a países en conflicto.

Reality se presenta en la gala de inauguración del Festival de Sitges, el 3 de octubre.

Os recomendamos:

Comparte esto:

JesusMoreno