Nuevo escándalo de Clinton hace que Trump gane votos

Filtraciones de correos investigados por el FBI hacen que la candidata demócrata baje en las encuestas. ¿Podrá costarle las elecciones?

Demócratas contra republicanos o Clinton contra Trump. Esta lucha es la que ha estado en todos los titulares en los últimos meses. A una semana de las elecciones, los sondeos han cambiado varias veces de manera notoria, dando prioridad a uno u otro candidato en repetidas ocasiones.

Hace unas semanas, Hillary Clinton desbancó al candidato republicano por todas las publicaciones y confesiones que salieron a la luz sobre este último como es el caso de las mujeres maltratadas, pero esto ha cambiado.

(Ver estas declaraciones en 30 Days, 30 Songs… Nueva iniciativa contra Trump)

Ahora quien ha hecho saltar todas las alarmas es la candidata demócrata por unos correos investigados por el FBI. Clinton ha sido investigada por el uso de un servidor privado cuando era secretaria de Estado, lo que puso en riesgo informaciones confidenciales de Estados Unidos.

Esto último ha hecho que Donald Trump supere a Clinton en las encuestas a seis días de las elecciones, pero quién sabe, cada día surge algo nuevo contra uno de los dos.

Depende de las encuestas, la distancia actual sitúa hasta en seis puntos por delante al republicano en algunas encuestas y otras dan ventaja a la demócrata. Aún no está claro que pasará, puesto que como ya sabemos las encuestas muchas veces no reflejan la realidad (recordemos el anunciado sorpasso de Unidos Podemos al PSOE en nuestro país en las pasadas elecciones de junio, sorpasso que todas las encuestas anunciaban y nunca se produjo).

Hay que tener en cuenta que un candidato tan controvertido y tan criticado como Trump hace que muchos de sus partidarios no quieran reconocer que van a votarle, por lo que en los sondeos mediante internet sale mucho mejor parado que en los presenciales y en los telefónicos. Esto quiere decir que una parte de la población votaría a Trump aunque no lo reconozca, cosa que no están reflejando la mayor parte de las encuestas, que suelen ser telefónicas o presenciales.

 Por otro lado, desde hace tiempo Trump ha creado una brecha interna en su partido, haciendo que muchos representantes le retirasen su apoyo y muchos conservadores también le retirasen su voto. Ahora Clinton se ve en una situación similar ya que muchos podrían retirarle su voto para no verla de nuevo en la Casa Blanca por las filtraciones del FBI.

Fuente: Michael Vadon

Abordemos ahora lo que sucederá cuando uno de los dos llegue al gobierno. Sin duda, la economía tanto de la primera potencia como del mundo se verá tambaleada. Por ejemplo Trump ha anunciado revisar y modificar la economía estadounidense, revisando muchos de los tratados de libre comercio, la OTAN…

El próximo martes uno de ellos llegará a la Casa Blanca y provocará un enorme revuelo en Estados Unidos y en todo el mundo en general, que estará pegado a las pantallas para poder saber cuál de los candidatos regirá la primera potencia mundial.

Comparte esto:

Miriam Salgado Albertus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *