Una extraña liberación

“Le tuve tanto miedo al caos que, cuando llegó, ya no tuve nada más a que temer”.

Comparte esto:

María Duarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *