¿Qué está pasando en Catalunya? Las cinco claves para entender las protestas

Catalunya lleva una semana con protestas diarias. ¿Por qué? Te lo explicamos.

Brutalidad. Eso es lo que nos llega diariamente a través de las redes, según a quién sigamos o a través de los medios según su línea editorial, que harán más hincapié en uno u otro lado. Pero… ¿Realmente qué ha pasado esta semana de protestas?

¿Por qué están sucediendo las protestas?

Las protestas se están produciendo por la publicación de la sentencia del Procés, que condena a los líderes independentistas a 90 años de prisión en total por sedición y malversación.

¿Quiénes?

En las manifestaciones de Catalunya podemos diferenciar dos tipos de manifestantes: la mayoría pacífica, que son los independentistas que protestan contra la sentencia del Procés, y unos grupos pequeños pero organizados, entre los que se encuentran los CDR más radicales y, según informan algunos medios, extremistas de diferentes partes de Europa, que son los que protagonizan los episodios de violencia. 

Por otro lado, además del Gobierno de España, se encuentra la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos d’Escuadra, que en algunos casos han sobrepasado límites y han ejercido violencia, deteniendo a manifestantes pacíficos, prensa y lanzando pelotas de goma.

Antecedente principal, el 1 de octubre

El 1 de octubre de 2017 se produjo en Catalunya un referéndum ilegal para que el pueblo catalán votase la independencia que llevaba exigiendo desde 2012.

El Gobierno envió cientos de agentes de la Policía Nacional y otros cientos de independentistas acamparon en colegios electorales días antes. La Policía intentó evitar que la gente fuese a votar a los colegios electorales el 1 de octubre y los independentistas intentaron, por todos los medios, votar y que todos el pueblo votase, provocando las imágenes tan impactantes de brutalidad policial (que el Gobierno del momento siempre defendió) y de brutalidad independentista. 

Además, sigue sin quedar claro el papel que jugaron los Mossos d’Escuadra aquel día, ya que Zoido (el ministro del interior del momento) denunció que los Mossos actuaron con “absoluta pasividad” el 1-O.

La semana de las protestas explicada al detalle

Lunes 14 de octubre, sale la sentencia

El lunes sobre las 9:30 se daba a conocer la sentencia que había permanecido en vilo dos años, la sentencia de los políticos del procés, el proceso independentista en el que ocurrieron hechos como el 1 de octubre (referéndum “ilegal” para votar la independencia de Catalunya) y por el cual 13 políticos fueron encarcelados y 1.066 personas resultaron heridas, según registros en centros de Salud.

Los 500 folios de sentencia emitidos por el Tribunal Supremo condenaron por sedición y malversación a los líderes independentistas que organizaron el 1 de octubre a entre 9 y 13 años de prisión.

Como respuesta, miles de manifestantes tomaron en Barcelona, la plaza de Catalunya y el aeropuerto de El Prat. Además, se cortaron varias vías, como la vía Laietana o la vía Augusta. 

La Policía Nacional y Mossos intentaron contener a los manifestantes, la mayoría pacíficos. Algunos agentes (sin evidencias de a que cuerpo pertenecían) lanzaron pelotas de goma (prohibidas a los Mossos pero legales para la Policía Nacional y Guardia Civil), que dejaron 131 heridos y tres detenidos.

Martes, miércoles y jueves, las protestas continúan

La mayoría de las manifestaciones del martes se sucedieron con tranquilidad. Aunque hubo cortes en carreteras, la acción más importante fue convocada por ANC y Òmnium Cultural: sentadas con velas en gran parte de la comunidad.

La jornada del miércoles se caracterizó por las ‘Marchas por la Libertad’ (marchas pacíficas que congregaron a decenas de miles de personas) en Catalunya y por la expansión de las manifestaciones por todo el país, llegando a Donostia, Madrid, Sevilla o Cáceres. Además, algunas ciudades extranjeras como Berlín también realizaron actos en apoyo a los líderes independentista. 

Finalmente, en una de las manifestaciones un furgón de los Mossos d’Esquadra atropelló, sin verlo, a un joven de 17 años que estaba detrás de un contenedor de basuras.

El jueves los estudiantes catalanes se movilizaron de nuevo y las ‘Marchas por la Libertad’ continuaron avanzando para llegar a Barcelona el viernes. Por la tarde miles de manifestantes salieron a las calles y por la noche volvieron los enfrentamientos, sobre todo entre ultras y radicales independentistas.

Viernes, sábado y domingo, las jornadas se intensifican y extienden a otras comunidades

El viernes se produjo la huelga general en Catalunya con piquetes, cortes de tráfico y manifestaciones por toda la comunidad. Las cinco ‘Marchas por la Libertad’ llegaron al centro de Barcelona y por la tarde se celebró de forma pacífica una manifestación.

Las cosas empeoraron por la noche, con barricadas, violencia, y detenciones, entre ellos la del fotoperiodista de El País Albert García. Los Mossos sacan la tanqueta de agua para abrirse paso y la jornada se cerró con 182 heridos y 54 detenidos. Además, se produjeron algunas manifestaciones en otras comunidades como València. 

El sábado las manifestaciones comenzaron de forma pacífica, pero pronto se volvieron tensas. Varios independentistas llamaron traidor a Rufián (uno de los líderes de ERC), que acudió a las manifestaciones y algunos manifestantes empezaron a incendiar barricadas. 

En segundo lugar, el sábado las manifestaciones se extendieron y llegaron a la capital española. En Madrid se convocó una manifestación pacífica en favor de la amnistía a los políticos, que acabó enseñando la peor cara del cuerpo de Policía Nacional.

Según declara Belén, una de las manifestantes que acudieron el sábado al centro madrileño, algunos manifestantes sí que protagonizaron acciones violentas, lanzando sillas que encontraron por la calle, pero según ella, comenzaron primero los antidisturbios.

La actuación de la policía parece desmedida y según informa un periodista, los antidisturbios cargaron también contra la prensa que se encontraba informando, como bien muestra en este vídeo Guillermo Martínez, colaborador de Público.

Finalmente, el domingo la jornada de manifestaciones se centró en las protestas ante la Jefatura de Policía, arrojando bolsas de basura ante la Delegación del Gobierno.
En definitiva, la semana se ha saldado con más de 600 heridos (manifestantes y Policía), y unos 200 detenidos, donde según informan medios como Público el 13% de los detenidos son de nacionalidad extranjera y el 16% menores de edad.

¿Qué términos debo conocer?

Sedición

La sedición, es la pena principal a la que han acusado a los líderes independentistas. La ejercen los que, “sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alzan pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales”. 

Malversación

La malversación, condena que han impuesto a muchos líderes independentistas es “un delito cometido por un funcionario o alto cargo público en el desempeño de sus funciones que consiste en la sustracción o uso indebido de recursos públicos” según la web Conceptos Jurídicos.

Estado de Emergencia

Vox pidió el sábado que se declarase el “estado de emergencia”, pero, ¿realmente qué implica?

La Constitución dicta que hay tres tipos de estado de emergencia: estado de alarma, estado de excepción y estado de sitio. 

El estado de alarma podrá ser declarado por el Gobierno durante quince días y el estado de excepción será declarado por el Gobierno previa autorización del Congreso de los diputados, en la que se deberá determinar los efectos y su duración (máximo 30 días) y la propuesta debe ser del Gobierno.

Además añade que se podrá declarar cuando «el libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos, el normal funcionamiento de las instituciones democráticas, el de los servicios públicos esenciales para la comunidad, o cualquier otro aspecto del orden público, resulten tan gravemente alterados que el ejercicio de las potestades ordinarias fuera insuficiente para establecerlo y mantenerlo» (art. 13 de la L. O. 4/1981).

¿Crees que la actuación de la Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos está siendo desmedida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Os recomendamos:

Comparte esto:

Miriam Salgado Albertus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *